Editoriales

Munchkin Ampliar

Munchkin + Munchkin 2

En Munchkin matarás a monstruos, robarás tesoros y, por supuesto, apuñalarás a tus amigos.


Baja al Dungeon. Mata todo lo que encuentres. Apuñala a tus amigos y quédate con sus cosas. Toma el tesoro y corre. Admítelo. Te encanta.

Más detalles

SEG0181

Disponibilidad: Envío 1 - 3 Días

25,00 €

Al comprar este producto puede obtener hasta 75 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 75 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,75 €.


 

Este juego completo captura la esencia de la "Experiencia Dungeon" sin todas esas idioteces del rol. Todo lo que tienes que hacer es matar monstruos y coger objetos mágicos. ¡Y qué objetos mágicos! Ponte el Yelmo Cornudo y las Botas de Invocación de Hemorroides. Blande el Báculo de Napalm o quizás la Motosierra de Mutilación Sangrienta. Empieza masacrando a la Planta en un Tiesto y a la Babosa Babeante, y encuentra la manera de llegar al Dragón de Plutonio.

Munchkin es rápido de jugar y ridículo, y puede llevar a cualquier grupo de jugadores de rol a la risa histérica. Y mientras se ríen, puedes robarles lo que lleven.

Munchkin es un juego para 3-8 jugadores (pueden jugar 2, pero es más divertido con más gente). La duración de una partida es de una hora, más o menos. ¡INCLUYE 168 CARTAS! (Y UN DADO)

Munchkin 2. Hacha Descomunal. 112 cartas más

Estado Segunda Mano: Usado
Caja:  Ligeros desgastes del uso
Componentes: No falta ninguno.  Algunas cartas tienen algo de desgaste pero no mucho (fue enfundado al poco). ENFUNDADO pero con fundas que le quedan amplias. Nota: Las cartas de ambas ediciones tienen TONALIDADES ligeramente distintas. pero al ser 168 cartas de uno y 112 no va más allá de la estética.



Idioma: Español
Nº de Jugadores: 3-6
Edad Recomendada: 10+
Duración: 90 min
Tipo de Juego de Mesa: Juego de Cartas, Juego de Aventuras, Juego de Pelea, Fantasía
2001 Origins Awards Best Traditional Card Game

Editorial: Edge Entertainment
Autor:  Steve Jackson

Jose Manuel Zapata nos lo enseña

Videoreseña gracias a la gente de La Mazmorra de Pacheco