Editoriales

Estado de Sitio Ampliar

Estado de Sitio

En Estado de sitio nos adentramos en la peor cárcel del planteta, no solo la peor, si no la mayor de ellas, de hecho, es toda una ciudad tapiada y vigilada por el éjercito en cuyo interior la mayor calaña de la sociedad cumple su condena.

Más detalles

JUEGLAST0186

Disponibilidad: Envío 1 - 3 Días

40,00 €

En descuento

Al comprar este producto puede obtener hasta 121 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 121 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 1,21 €.




Tras los muros de la ciudad/cárcel, criminales dispuestos a todo, capaces de extorsionar, robar o jugarse la vida por unos míseros cigarros, se organizan en bandas para disputarse el control de las calles y de los excasos recursos que existen en la prisión.

Nuestra misión será dirigir una de dichas bandas, y con ella, controlar la mayor cantidad de oficios importantes dentro de la ciudad-prisión, así como intentar, como no, fugarnos con el líder de la banda.

Tendremos que gestionar cada uno de nuestros excasos recursos para movernos hábilmente a través de las númerosas barricadas que nos dificultarán el paso por la ciudad, traficaremos con mercancias en el mercado, aprenderemos oficios, perderemos lo poco que tenemos en el casino, falsificaremos documentos, buscaremos alianzas con policías corruptos o incluso jugaremos a la ruleta rusa con el menos simpático de nuestros camaradas de la banda.

Pero ojo, tu banda no será la única dispuesta a todo para vencer, deberás imponerte al resto de bandas con las que compartirás la prisión...

En este "juego" solo una banda puede "ganar", solo una obtendrá el respeto de todos los reos gracias a sus éxitos en las fugas y a sus oficios adquiridos.

De 2 a 4 jugadores están llamados a este desafío, ¿Serás capaz? 

 

Idioma: Español
Nº de Jugadores: 1-4
Edad Recomendada: 14+
Duración: 30-90 min
Tipo de Juego de Mesa: Juego de Estrategia , Temática Futuro Distópico/Carceles

Editorial: Elite Games
Autor: Lipschitzz

En Mr Play for live nos lo enseñan